El blanqueamiento dental es un tratamiento estético que logra reducir varios tonos dejando los dientes más blancos y brillantes. Nuestro sistema consigue conseguir varios tonos en una única sesión, sin dañar el esmalte del diente. A su vez, al necesitar menos tiempo de tratamiento, produce menor sensibilidad y los resultados son inmediatos.

blanqueamiento

El procedimiento es sencillo y sin dolor.  Previamente es necesario la realización de una limpieza bucal. Seguidamente, el especialista coloca sobre cada diente un gel blanqueador que contiene peróxido de hidrógeno, para a continuación aplicar una luz LED sobre ellos.

El blanqueamiento de los dientes también permite eliminar manchas producidas por medicamentos o por otras causas como el té, café, cigarrillo, vino tinto. Sin embargo no tiene efecto sobre ningún tipo de restauraciones, siendo estas: amalgamas, restauraciones realizadas con luz halógena, incrustaciones y coronas o puentes.

Para poder realizar el recambio de estas restauraciones es necesario esperar unos días aproximadamente para que el color obtenido con el blanqueamiento se estabilice.