La aplicación del plasma rico en factores de crecimiento en cirugía oral reduce la inflamación y el dolor, acelera la cicatrización de los tejidos blandos y promueve la regeneración ósea.

Esta tecnología está científicamente avalada tanto en su eficacia como en su seguridad con la publicación de más de un centenar de artículos científicos en revistas especializadas y su presentación en congresos.