prevencion

La visita al dentista al menos una vez al año aunque no haya sintomatología es imprescindible para una remotivación del paciente por parte del especialista y afianzar hábitos y técnicas de higiene oral.

En los programas preventivos actuales hay algunos factores determinantes como son:

  • Higiene bucal diaria al menos 2 veces al día. Cada cepillado debe durar no menos de 2 minutos.
  • Eliminación de la placa interdental con el hilo interdental o los cepillos interproximales.
  • Limpieza bucal profesional cada 6 o 12 meses dependiendo de las necesidades del paciente.