Las encías en la mujer: pubertad, embarazo y menopausia. Clínica Dental Fernández & Ayora en Almería

Es importante tener en cuenta que los cambios hormonales pueden acelerar o desencadenar un problema en las encías en la mujer: Etapas como la pubertad, el embarazo y la menopausia necesitan un especial cuidado de la higiene bucal.

A continuación, explicamos cómo se desarrollan las encías en la mujer durante estas etapas. Los problemas que pueden derivar sin el cuidado necesario y de qué forma se pueden prevenir.

Las encías en la mujer: Etapa 1. Pubertad.

Durante la pubertad, el aumento de los niveles de hormonas femeninas produce un aumento de circulación sanguínea de la encía.

Por tanto, se tiende a hinchar y puede tener mayor tendencia a sangrar.

A medida que una joven madura en su desarrollo, la tendencia al sangrado diminuye. Pero si no se realizó una prevención adecuada, la encía puede quedar con daños permanentes.

La mejor manera de prevenir esta situación es el cuidado diario de los dientes. Y la visita regular a tu dentista o periodoncista. Para que realice medidas preventivas periodontales y diagnóstico precoz; en caso de que aparecieran problemas más graves.

Etapa 2. Embarazo.

La encía también sufre cambios durante el embarazo. Frecuentemente, las mujeres embarazadas padecen más gingivitis a partir del segundo o tercer mes. Esta enfermedad se caracteriza por inflamación, sangrado y enrojecimiento de encía causado por el acúmulo de placa. En este caso, si no se realiza el tratamiento; se corre el riesgo de que el hueso y los demás tejidos que rodean a los dientes queden permanentemente dañados.

Pacientes en tratamiento periodontal deberán extremar el cuidado de mantenimiento durante el embarazo. Pues con frecuencia, el estado de la encía empeora durante el mismo. Ahora más que nunca es muy importante visitar a tu dentista o periodoncista.

Los estudios de investigación realizados prueban; que la enfermedad periodontal en mujeres embarazadas puede ser un factor de riesgo para el nacimiento de niños inmaduros. El mantenimiento de una buena salud periodontal es la primera apuesta de la madre para tener un hijo sano.

Si estás tomando anticonceptivos orales, la “píldora”, puedes ser susceptible de sufrir los mismos trastornos que afectan a las mujeres embarazadas.

Etapa 3. Menopausia.

La afectación más importante que podría aparecer en tu boca en esta etapa de tu vida, sería la sensación de sequedad e irritación.

Si estás utilizando parches de suplementos de estrógenos, apenas afectarán a tu boca. Ahora bien, la toma de suplemento de progesterona puede aumentar la irritabilidad de la encía. Así como la tendencia a la hinchazón, el sangrado y el enrojecimiento.

A veces, después de la menopausia aparece un cierto grado de osteoporosis.

Recientemente se ha relacionado la osteoporosis con una mayor tendencia a padecer enfermedad periodontal. Por lo que en estos casos, el cuidado de la salud de la encía debería ser un objetivo prioritario en la mujer afectada.

 

Si quieres saber más sobre este tema, puedes visitar el post Las encías en la mujer. También puedes contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica. Pide tu cita aquí.

Además, puedes visitar nuestra página web o seguirnos en nuestro Facebook para estar al tanto de todas las novedades.